51421
post-template-default,single,single-post,postid-51421,single-format-standard,wp-custom-logo,theme-brick,select-core-1.2.1,woocommerce-no-js,caf-estudio-theme-ver-0.0,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,paspartu_enabled,paspartu_on_top_fixed,paspartu_on_bottom_fixed,vertical_menu_outside_paspartu,vertical_menu_enabled,vertical_menu_left,vertical_menu_width_290,vertical_menu_with_scroll,columns-3,type5,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

¡No quiero cometer un ERROR!

Cada vez que te enfrentas (entiéndase desde la perspectiva de aprender a llevar tus propios miedos)  a tu audiencia, público, espectadores, comisión, etc. como tú quieras llamarlo, siempre aparece el mismo temor en todos quienes ocupamos el rol de ser observados, evaluados y criticados ante un grupo de personas que esperan que nuestro desempeño sea ÓPTIMO, sin errores ¿sin errores? ¿Es posible acaso que una presentación o examen oral, esté libre de errores? La respuesta será siempre la misma, DEPENDE. Tal cual como lo lees, este “error” dependerá absolutamente de la connotación y atención que tu le des. No debemos olvidar que en una presentación existen millones de variables que no están bajo nuestro control, como por ejemplo: que sea cambiada nuestra comisión de examen de grado, que a alguien del público le suene el celular, no funcione la proyección, el micrófono esté malo, preguntas de nuestros espectadores sin una respuesta o que simplemente el orden de nuestra presentación se deba corregir y adaptar rápidamente, entre muchas otras más variantes… Este “error” no siempre será un hecho que determinará un buen resultado o un mal resultado, simplemente piensa en que tienes la oportunidad de corregir y avanzar.

Recuerda que eres un ser humano, con emociones, pensamientos y un cuerpo que también expresa, por ello es de suma importancia cometer y aprender de estos “errores” en el proceso de preparación , en tus interrogaciones, en tus ensayos, verbalizaciones, simulaciones, etc. debes siempre pensar en como solucionar estos errores con rapidez y retomar tu objetivo principal: COMUNICAR AQUELLO QUE HAS PREPARADO DURANTE LARGO TIEMPO.

¡No dudes de tus capacidades y toma acción en tus presentaciones y exámenes!